Cuidados para lucir tus diamantes, como el primer día

Esa joya imperturbable y única que atesoras con tanto mimo también requiere de una serie de cuidados para que resplandezca como el primer día, ¿te acuerdas de su brillo? Los diamantes son esas joyas delicadas que pueden convertirse en eternas. En Aristocrazy hemos hablado con nuestros expertos en diamantes y nos dan desvelado cinco consejos para mantener la luz natural de tus diamantes. Sigue estos cuidados y disfrutarás de tu diamante como el primer día. Y si quieres distinguir tus looks con nuevas adquisiciones y mucha sutileza, date una vuelta por la colección de diamantes de Aristocrazy y elige tu próximo tesoro.

pendientes de diamante

1. Los diamantes no se rayan, pero sí se rompen

Una de las características que más llama la atención de los diamantes es su dureza, se trata del mineral más duro según la escala de Mohs. Visto así, puede parecer que hablamos de una joya inquebrantable. Sin embargo, es la tenacidad la propiedad que otorga resistencia a la joya frente a los golpes, ya que la dureza se refiere a la fortaleza que ofrece el diamante ante el rayado o la abrasión en superficie. De ahí que tu diamante sí se defina por su dureza frente al rayado, pero no frente a los golpes. Si un diamante recibe un impacto se podría llegar a romper, exfoliar o incluso fracturar.

 

 2. Stop a la grasa en tu joya de diamantes

Y no nos referimos a seguir una dieta baja en grasas, sino a la capacidad del diamante para atraer la grasa y la suciedad. A diario utilizamos cremas, jabones o aceites en nuestra higiene y cuidado personal. Este tipo de sustancias consigue enturbiar el brillo natural de tus diamantes impidiendo que la luz salga del diamante. Tu joya perderá su brillo y luminosidad, sus señas de identidad. Lo más conveniente es comprometer lo menos posible tus diamantes a este tipo de sustancias.

3. Limpieza básica de tus diamantes

Incluso exponiendo muy poco tus diamantes a este tipo de agentes que le restan brillo, es necesaria una limpieza de tu joya. Lo más adecuado para mantener tus diamantes resplandecientes es emplear agua tibia con unas gotas de detergente antigrasa y un cepillo de cerdas suaves. Lo ideal es dejarlo unos minutos a remojo y después frotarlo. Con estos sencillos pasos tu joya de diamantes quedará perfecta recuperando al instante su brillo original. Tu diamante no precisa de limpiadores más fuertes, ya que podría resultar agresivos y dejarlos opacos y sin brillo.

 

4. Los diamantes, de uno en uno

A la hora de guardarlos, lo más apropiado es que cada diamante tenga su espacio independiente, y no junto a otros diamantes o joyas. Es prácticamente imposible que se rayen, pero si dos diamantes se encuentran cerca, sí podría ocurrir. Así que, intenta asignarles sitios por separado, siempre mejor, de uno en uno. Y prestando cuidado al resto de tus joyas, porque tu diamante del alma podría rayar otras gemas de menor dureza de tu joyero.

 

5. Anillos y pulseras de diamantes, con más cuidado

Los diamantes de Aristocrazy están diseñados para embellecer tus dedos, pasando por tus muñecas, orejas y llegando a tu cuello. Echa un vistazo a los anillos, pulseras, pendientes o colgantes de diamantes y enamórate al instante. Pero toma nota de un último consejo. Las joyas que decoran las manos suelen estar más expuestas que los pendientes o collares. El uso diario de cremas, productos de limpieza o incluso el desempeño de las tareas cotidianas hace que los anillos y pulseras de diamantes corran más riesgos en nuestro día a día.

anillo frosted leaves de diamantes

Frosted Leaves y sus diamantes grises

Si te apasiona estar al día de las novedades de diamantes y ampliar tu colección, incorpora a tus looks los diamantes grises. Descubre Frosted Leaves, lo nuevo de  #AristocrazyEssentials, una singular selección de diamantes que se diferencia por su color y por la dificultad de encontrar estas piedras tan especiales. Los diamantes grises adquieren su color de forma natural a partir de elementos químicos que absorben la luz cuando se están formando bajo la tierra. Este origen tan extraordinario inspira Frosted Leaves, dando lugar a formas de la naturaleza donde los diamantes grises son los protagonistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *